Tus Gafas de Sol se merecen todo el cuidado y cariño que puedas ofrecerles, para que esté siempre como el primer día: fundas de piel y simil-piel, líquidos limpiadores que respetan las lentes, correas portagafas manos libres, etc